Los deliciosos zheng jiao o raviolis chinos

Restaurante Quan Ju De

Guía de Beijing

Beijing es el lugar idóneo para probar la Cocina Imperial que se caracteriza por tener unos platos elaborados e imaginativos, basados en las recetas de los cocineros de la Corte Imperial.

El Pato Pekinés, o Pato Laqueado, es el exponente máximo de esta cocina. Los restaurantes más sofisticados pueden preparar un banquete de hasta 80 platos que aprovechan todas las partes del pato, desde la lengua hasta las patas.

El plato principal consiste de la carne del ave, cortada en lonchas y enrollada en crêpes, acompañados de una salsa.

La cocina pekinesa cuenta además con unas especialidades mucho más humildes como las empanadillas y ravioles rellenos. Se pueden comer al vapor, hervidos o fritos y con todo tipo de relleno, desde la carne a la verdura o el marisco.

Ver: Guía - Gastronomía